SERVICIO

Muchos jugadores, inclusive profesionales, no atribuyen mucha importancia donde erran el primer servicio.
Una cosa es el porcentaje de primer servicio, o sea si entra o no. Otra cosa distinta, y generalmente poco observada, es si el primer saque, aun cuando se erra, pasa por encima de la red.
En mis observaciones sobre partidos muy igualados he visto que si un jugador erra el primer saque en la red varias veces, en general pierde ese juego de servicio más veces de lo que lo gana.
Esto se debe a que el segundo saque que sigue a un servicio en la red es generalmente más tentativo, más corto.
Si el jugador fuerza el segundo saque después de echar el primero en la red, muchas veces es doble falta.
Por el contrario, si el primer saque se erra largo, con sólo darle un poco más de efecto a la pelota en el segundo saque, sin disminuir la velocidad del brazo, entra profunda y a buena velocidad.
Primero, consideremos cual es la corrección que parece normal para el segundo saque al meter el primero en la red. La idea más simple es abrir un poco la raqueta, con la consecuencia de que el tiro es más plano y tiene menos margen para error.
Después de algunas doble faltas, o de unos saques muy cerca de las líneas, el jugador saca el segundo servicio un poco más despacio, disminuyendo su agresividad.
Observen a los profesionales en los campeonatos más importantes. Verán que si el jugador está metiendo muchos primeros saques en la red, aunque su porcentaje general de primer servicio no esté bajo, se mete en dificultades.
Si encima de estos problemas el contrario es un jugador agresivo, a quien le gusta meterse bien dentro de la cancha en la devolución, al ver el primer saque en la red se entusiasma y se mete más adentro para devolver, sabiendo que porcentualmente el segundo saque será más corto o que su contrario se sentirá presionado a arriesgar más y podrá cometer más doble faltas.
Mi consejo es hacer la meta más importante del primer saque en pasarlo por arriba de la red. Si lo falla, en general una pequeña corrección, como un poco más de efecto, cruzando un poco más con la raqueta la trayectoria que se intenta con la pelota, resultará en un segundo saque razonable, bastante profundo y sin mucho riesgo, sin ponerse por demás a la defensiva.
Mucha suerte y muchos primeros saques.

Oscar Wegner


   © copyright 2002 by Oscar Wegner Enterprises, Inc.

   - page last modified 03/13/2002